Etiquetas

, ,


 Historia del esforzado Clamades y la hermosa Clarmonda, o sea el caballo de madera.  

       

Portada

Portada

Madrid: imprenta de J. M. Mabés y Compañia, Plazuela de la Cebada, núm. 13, 1863.  Cuatro pliegos (31 páginas), 21 cm.

Contenido:

Capítulo I. Se dá noticia del nacimiento de Clamades y de tres hermanas suyas, á las que pidieron en matrimonio tres caballeros, y de lo que sucedió á Clamades con un caballo de madera.

Capítulo II.  De como Clamades llegó á tierra de Toscana, y de la traza que tuvo para entrar en el jardin, del almirante Ursino, donde estaba la hermosa Clarmonda.

Capítulo III.  Clamades fingiendo ser el conde Feliciano, habló á Clarmonda muchas noches por un balcon que daba al jardin.

Capítulo IV.  Clamades sacó á Clarmonda del jardin á tiempo que llegaba el conde Feliciano. Del alboroto que ocurrió en la quinta. De los postas que salieron en seguimiento de Clamades, y como llegó con su querida Clarmonda á la ciudad de Mansi.

Capítulo V. Sabiendo Lisardo la llegada de Clamades y su querida, con engañosa traza se llevó robada á Clarmonda con el caballo de madera á la ciudad de Brena, donde murió preso Lisardo, y Clarmonda quedó depositada en la quinta del gobernador.

Capitulo VI. Solicitada Clarmonda por el gobernador, se fingió loca por no casarse con él, escribiendo á Clamades el estado en que se hallaba, el cual se puso en camino para la ciudad de Brena.

Capítulo VII. Aventura que le sucedió á Clamades en el camino al pasar por el castillo llamado de Monte-estrecho, donde se batió cond os caballeroa á los que venció en la lucha.

Capítulo VIII. Salvan Clamades y Casino las vidas de las tres doncella de Clarmonda que estaban sentenciadas á muerte, y despues de varios sucesos que ocurrieron, Clamades por fin encontró y se trajo consigo á su querida Clarmonda, casándose con ella.

Desde los inicios de la imprenta comenzaron a imprimirse una serie de publicaciones que se caracterizaban por la baja calidad de papel, baratas y que podían versar sobre diversos temas, desde hechos reales y de actualidad, hasta historias imaginarias, burlescas e incluso destacadas obras medievales, como el caso del presente pliego.

La hystoria del muy valiente y esforçado cauallero Clamades hijo de Marcaditas rey de Castilla y de la linda Clarmonda hija del rey de Toscana de autor anónimo fue publicado en España por Felipe de la Junta en 1562.

El éxito de esta obra propició que continuara su lectura a lo largo del tiempo, editándose en pliegos de cordel, modificando, como era habitual,  su contenido para acomodarla a los destinatarios.

Los pliegos de cordel aunque de temática diversa, son llamados también romances de ciego por asimilación, aunque estos últimos hacen referencia concretamente a los romances menos cultos que cantaban y contaban los ciegos (aunque no lo eran siempre) a la par que vendían los pliegos.

Tres características son importantes de la literatura de cordel: el acercamiento de la literatura a la gente sencilla y no ilustrada, la oralidad y la democratización de la cultura.

La literatura de cordel nace unida a la tradición oral y es en esta característica en la que me quiero centrar.

Centrándonos en el siglo XIX, por ser la fecha de  publicación  este pliego, es necesario comentar la situación sociocultural de España. La España del siglo XIX se caracteriza por ser principalmente una sociedad rural,  y con una tasa de analfabetismo muy alta. La confluencia de estos factores, el desconocimiento de la escritura y la lectura y el éxito de la literatura de cordel en su aspecto oral están, en mi opinión,  íntimamente unidos.

En las culturas orales se dan una serie de características que se pueden ver plasmadas de una u otra forma en este tipo de publicaciones, ya sean de tipo poético o narrativo.

Siguiendo a Walter J. ONG y tal como explica en su libro Oralidad y escritura: tecnología de la palabra, la oralidad necesita de una serie de técnicas, que no son necesarias en la escritura. Algunas de ellas serían las siguientes:

  • Recursos nemotécnicos.- Uno sabe lo que puede recordar. Para esto la transmisión oral utiliza las repeticiones, redundancias, asonancias, ritmo, marcos temáticos comunes, expresiones fijas (divide y vencerás; fuerte como un roble).
  • Utilización de oraciones acumulativas en vez de subordinadas.- De forma que el texto narrado mantiene una organización reconocible.
  • Utilización de epítetos antecediendo al objeto calificado.
  • Las cultura orales suelen ser conservadoras y tradicionales,  tienen que mantener lo aprendido y repetirlo una y otra vez por lo que su dedicación al trabajo intelectual y de análisis se reprime.
  • En una cultura oral, conocer, saber significa estar integrado en una comunidad, identificarse con un grupo, ser participante y no separado objetivamente del grupo.

La comprensión de la cultura oral tal y como nos indica Walter J.Ong. es lo que después nos hace comprender la cultura escrita y como ésta transformó la forma de pensar, de actuar, hasta tal punto que no podemos hacernos a la idea de la existencia de un mundo sin la existencia de la escritura.

CUESTIONES   ESENCIALES  DE  LA  COMUNICACIÓN  ORAL

La trasmisión del contenido, el saber, el conocimiento, se realiza a través de la lengua hablada (lenguaje) como representación del pensamiento humano, formado por palabras como grupo articulado de sonidos que han sido aceptadas por un grupo como expresión de un concepto.

La transmisión oral tiene su sentido en la necesidad de relacionarse con otras personas (Zoon Politikon de Aristóteles).

La transmisión del conocimiento y saber  se realiza a través de la comunicación oral ante la  necesidad de mantener esos conocimientos a través del tiempo.

Característica única de los seres humanos.

VENTAJAS

  • Las palabras utilizadas en la comunicación oral nacen unidas a la situación que les dio origen.
  • Identifica a los grupos. Refuerza la relación entre los miembros de un grupo determinado.
  • Se puede realizar la comunicación a multitud de individuos a la vez.
  • Busca la reacción, la respuesta de las personas del auditorio.
  • La comunicación oral siempre está asociada al mundo vital humano.
  • La comunicación oral significa empatía y participación.
  • El pensamiento oral es indiferente a las definiciones. Las palabras sólo adquieren sus significados de su siempre presente ambiente real.
  • Las palabras habladas siempre constituyen modificaciones de una situación existencial. Envuelven el cuerpo.
  • La oralidad primaria (la que se da antes de la aparición de la escritura), propicia estructuras de personalidad más comunitarias y exteriorizadas y menos introspectivas. Une a la gente en grupos.
  •  En las culturas orales  primarias, las palabras (como conjuntos de sonidos penetran profundamente en la experiencia). Desde este punto de vista el hombre es el centro del mundo. No examina el mundo al margen de él.
  • La tradición oral  como conservación de historias, saberes, tradiciones lo hace en una doble vertiente. Vertiente vertical pasado-presente y horizontal de igual a igual.
  • Importancia de las personas ancianas como poseedoras de historias que comunican oralmente.
  • Las culturas orales son homeostáticas, es decir, viven intensamente en un presente que guarda el equilibrio, desprendiéndose de los recuerdos que ya no tienen pertinencia actual.
  • El pensamiento y la expresión es acumulativa antes que subordinada. (ejem: y….y….y)
  • Posibilidad de realizar dos cosas a la vez, andar, comer etc…

DESVENTAJAS

  •  Necesidad de presencia física de los interlocutores.
  • Necesidad de maduración del individuo.
  • Complejidad de la comunicación oral. Su fugacidad y falta de permanencia necesita de técnicas nemotécnicas y fórmulas para retener en la memoria (ritmo, epítetos etc…)
  • No planificada, espontánea de ahí también su complejidad.
  • Utilización de la redundancia para que todo el mundo entienda, retenga, escuche…
  • Las palabras aisladas no tienen sentido.
  • Las culturas orales son tradicionalistas y conservadoras, reprimen la experimentación intelectual, porque el conocimiento es difícil de obtener y mantener.
  • Sólo saben lo que pueden recordar, de aquí la necesidad de repetición.
  • El pensamiento y la expresión no es analítico

20160518_113645

Bibliografía:

-ONG, Walter J. Oralidad y escritura: tecnologías de  la palabra. Sherp, Angélica (trad.). 1ª ed. en español. México> Fondo de Cultura Económica, 1987. 175 p. ISBN: 950/557/170/4

-CIVALLERO, Edgardo. Tradición oral [en línea]: oralidad y sociedad.  [?]: Edgardo Civallero, 2012.  [Consulta: 2 de julio de 2016]

-SOMOZA RODRIGUEZ,  Miguel. De la oralidad a la escritura. [en línea]. Argentina: Universidad de Luján, 2006. [Consulta: 2 de julio de 2016]

España en el siglo XIX [en línea]. Ministerio de Educación. Instituto Nacional de de tecnologías educativas y formación del profesorado. [Consulta: 2 de julio de 2016]

Pliegos de cordel [en línea] Colección digital de la Biblioteca Tomás Navarro Tomás.

Pliegos de cordel [en línea] Biblioteca Virtual Andalucía. Consejería de Cultura. [Consulta: 2 de julio de 2016]

-LORENZO VÉLEZ, Antonio. Una aproximación a la literatura de cordel [en línea]. En: Revista de Folklore, nº 17, pág. 146-152. [Consulta: 2 de julio de 2016

-Fundación Joaquín Díaz [en línea]. Colección de pliegos de cordel

 

Anuncios